Responsabilidad Social

¿Qué entender por responsabilidad social?

 

En la actualidad se vuelve cada vez más común escuchar que una empresa es “socialmente responsable”, y  utiliza el término para hacerle saber a sus consumidores su nuevo estatus…

…Usted, ¿alguna vez se ha preguntado por qué una empresa es considerada socialmente responsable?

“Una Empresa Socialmente Responsable es aquella que asume como parte de su propósito su ciudadanía; fundamentando su visión y compromiso social en políticas, programas, toma de decisiones y acciones que beneficien a su negocio e impacten positivamente a las comunidades en las que operan.”

Es decir una Empresa Socialmente Responsable es aquella que se reconoce como integrante de una comunidad, y como todo ciudadano, lleva a cabo actividades y toma decisiones de manera voluntaria, respetando los valores universales.

Las acciones de las empresas que deciden adquirir el compromiso de la responsabilidad social, deben mostrar congruencia en sus acciones internas y externas y considerar a todos los involucrados mostrando respeto por los valores éticos, por la gente, las comunidades, el medio ambiente y por la construcción del bien común, no sólo de utilizar un distintivo como insumo de marketig.

Se debe aclarar que cuando una empresa se inclina por la responsabilidad social no significa que se convierte en una empresa filantrópica o desprendida, ni que debe llevar a cabo actividades diferentes a sus propósitos. Más bien significa una mejor rendición de cuentas y mayor transparencia y un compromiso por “mantener el balance entre el desarrollo social, un entorno sustentable y la viabilidad comercial y económica de la empresa misma”.

Contar con empresas que cubran todos los aspectos sería maravilloso, pero no es fácil, por eso se realiza un análisis para establecer las acciones específicas que cada empresa  puede llevar a cabo de acuerdo a su contexto: “desde el respeto pero no ingerencia, la tolerancia o aceptación, llegando hasta la promoción, contribución o actuación plena, tomando a su cargo y costo la realización completa de proyectos”.

Así que cuando se encuentre con el distintivo de una “Empresa Socialmente Responsable” no se deslumbre, si puede investigue por qué dicha empresa lo consiguió, ya que algunas han tratado de conseguirlo sólo por estrategia mercadológica y no por un verdadero deseo de colaboración.

Aunque, tampoco se debe dejar de reconocer el esfuerzo las empresas que realmente están siendo más consientes, si a esto le sumamos los consumidores que también están asumiendo su papel de ciudadanos realizando entre otras cosas un consumo responsable y solidario, serán más fáciles de alcanzar los objetivos y mejorar la calidad de vida de más personas.

Ahora, las empresas necesitan trabajar más en procesos sustentables de operación e inculcar entre sus trabajadores, familiares y vecinos de los centros de trabajo, prácticas responsables de consumo que muestren interés legítimo en la sociedad y el medio ambiente. Para ello, ya existe la ISO26000, que es precisamente, punto de partida para que las empresas sean genuinos agentes de responsabilidad social.

En el IMEC,AC trabajamos todos los días en el desarrollo de talleres, pláticas y cursos que permitan involucrar a la comunidad empresarial en nuevas formas de promover el consumo responsable entre trabajadores y consumidores, si quiere más informaciónPregúntenos cómo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *